Cristina Comenge, Chef de Oído Cocina GourmetEl maravilloso mundo de la cocina ha sido siempre mi gran pasión. Muchos de los momentos más felices que he vivido tienen que ver con esta afición que he logrado convertir en profesión. Y es que para mi la cocina es compartir, es descubrir, es imaginar, es crear… y cómo no, saborear.

Después de algunos años aprendiendo gracias a viajes gastronómicos, a estudiar cocina en Escoffier en París, a trabajar en algunos restaurantes,  y a abrir el mío propio, me embarco en este proyecto con la ilusión de siempre y con la confianza de que a través de Oído Cocina vamos a ofrecer las mejores croquetas que muchos jamás habréis probado.

Sin el apoyo de Diego, mi marido, y mayor fan, nada de esto sería posible, ya que prueba todos mis experimentos y es en gran  parte, el impulsor de la idea.

 

Oído Cocina Gourmet: La pasión por las croquetas

Oído Cocina Gourmet nace de la pasión y las ganas de ofrecer a nuestros clientes un producto tan delicioso, tradicional y típico de nuestra gastronomía como son las croquetas. A través de Oído Cocina Gourmet buscamos satisfacer los paladares más exigentes ofreciendo una croqueta de máxima calidad elaborada con las mejores materias primas y con el mismo cariño que se emplea en la cocina artesanal.

Nuestra Chef: Cristina Comenge

Para la chef Cristina Comenge, precursora del proyecto, la cocina siempre fue su gran pasión. Muchos de los momentos más felices de su vida tienen que ver con esta afición que, a lo largo de los años, ha convertido en profesión.

Tras licenciarse en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y cursar un Master de Periodismo en la Escuela de «El País», de la Universidad Autónoma de Madrid, decidió dedicarse plenamente a los estudios gastronómicos en la Escuela Escoffier del Hotel Ritz de París. Tras adquirir valiosos conocimientos y trabajar en varios restaurantes, abrió el suyo propio en Madrid, Oven 180, que ha sido durante 5 años punto de referencia gastronómico en nuestra capital.

Uno de los productos estrella, que destacó desde los comienzos, fueron las croquetas. Avaladas por críticos gastronómicos, muchos de los clientes habituales y restaurantes cercanos las demandaban para poder ofrecerlas en sus casas o establecimientos. Debido al complicado y tedioso proceso que requiere la elaboración de las croquetas era imposible poder suministrar a otros clientes sin afectar el suministro propio del restaurante.

Tras meses de averiguación Cristina Comenge decidió, a principios del 2013, embarcarse en una nueva aventura, bajo el nombre de Oído Cocina Gourmet, para producir las “Famosas Croquetas de Oven” a gran escala y así venderlas a todos aquellos clientes que, tiempos atrás, no tuvieron la oportunidad de degustarlas fuera del restaurante.

Puedes conocer más a fondo el trabajo de Cristina Comenge en El Blog de Cris.